¿DÓNDE ESCUCHAR AUDIOLIBROS?

¿Dónde escuchar audiolibros?

 

Cuándo escuchamos audiolibros nos encontramos con una de sus principales virtudes, el de la libertad que nos ofrece este formato en cuanto al momento y lugar para escucharlo. Esto es sin duda una gran ventaja a tener en cuenta a la hora de poder leer.  El audiolibro, por tanto, no es un sustituto de los libros sino un formato más con el que disfrutar de la literatura.

 

Su versatilidad en este sentido es tal que será el propio lector quien decidirá cuándo y dónde escuchar su libro independientemente de que se esté desplazando o realizando otra actividad.

 

Se nos ocurren varias situaciones en las que escuchar un audiolibro y no parar por ello.

 

  • Dónde escuchar audiolibrosEn el bus o el metro: No siempre resulta muy cómodo sacar el libro y pelear con el movimiento, el espacio, el ruido y los otros pasajeros. A veces resulta complicado poder incluso sentarse o mantener la vista en el párrafo sin tener que volver a empezar un par de veces de nuevo. Cada vez son más los que se colocan sus auriculares y, ya sea de pie o sentados, se aíslan en sus lecturas hasta llegar al destino.

 

  • En el tren o el avión: Es por todos conocido que hoy en día el espacio del que disponemos entre nuestro cuerpo y el sillón de delante es “algo escaso” y aguantar la posición durante mucho tiempo resulta un tanto incómodo. Escuchar un audiolibro nos permitirá total libertad de movimiento, disfrutar de nuestra lectura y no tener que interrumpirla si deseamos levantarnos y estirar un poco las piernas.

 

  • En la playa: Éste, sin duda, es uno de los lugares en el que más gente se suele observar leyendo, bien sea tumbados en sus hamacas, sillas o toallas. Pero también es cierto que la arena, las cremas y la humedad suelen hacer un poco complicado mantener nuestro libro en un estado decente. Además la postura suele ser un tanto incómoda para sostener el libro durante un tiempo prolongado. El audiolibro nos puede hacer mucho más fácil la vida y nos permitirá incluso levantarnos y dar un paseo por la orilla sin necesidad de parar nuestra lectura.

 

  • Realizando tareas en el hogar: Muchas de las actividades cotidianas del hogar resultan, por lo general, un tanto aburridas y tediosas. Si podemos escuchar nuestro audiolibro mientras planchamos, limpiamos o cocinamos, lo más probable es que realicemos esas tareas casi sin esfuerzo y habiendo disfrutado de la literatura.

 

  • Practicando deporte: Mucha gente suele salir a caminar, correr o ir al gimnasio y llevar consigo sus dispositivos con música o radio para hacer más entretenida la práctica. Ahora también podremos disfrutar de un audiolibro mientras damos nuestro paseo o nos entrenamos.

 

  • En casa: El lugar en el que más cómodos nos encontramos también puede ser uno de los lugares donde disfrutamos de los audiolibros. El placer por la literatura no tiene por qué ser exclusividad de los libros; los audiolibros y los ebook cada vez son más utilizados. Con la cantidad de horas que pasamos al día con los ojos pegados a las pantallas, también se agradece descansar un poco la vista, ¿verdad?.

 

Son muchos, por tanto, los lugares en los que se puede disfrutar de un buen audiolibro sin dejar por ello de disfrutar de los libros.

 

¿Se te ocurren más? Seguro que sí.

Sin comentario

Publica un comentario

© 2014 LITERAUDIO SL - Fuentespina 33, 4-B - 28031 Madrid - info@literaudio.com